Blogia
sopas de pescado y marisco

Sopa de Pescado con Gambas


Aparentemente es una elaboración sobre una receta de Arguiñano.
Ingredientes:

500 g de gambas crudas
500 g de almejas
500 g de pixín
1 tomate
1 pimiento verde
1 cebolla
4 dientes de ajo
10 almendras
4 rebanadas de pan
1 hojita de laurel
azafrán en rama
perejil           

Preparación
Esta sopa de pescado es, una vez más, obra del gran maestro Arguiñano, al cual sigo a través de su programa diario siempre que puedo. La hice ya por Navidades, pero no encontraba una foto que me gustara, hasta que apareció ésta, que creo que le hace justicia, porque estaba como diría su creador, rica, rica. Yo la hice con pixín, aunque otro día voy a echar otro pescado más consistente, porque el rape por mucho que le eches es como si desapareciera. La receta original es con pintarroja.
Para comenzar, pelamos las gambas y con las cabezas y las cáscaras vamos a preparar un caldo, introduciéndolas en una cacerola con agua caliente y echando sal, una hojita de laurel y unas ramitas de perejil. Dejamos aproximadamente unos 15 minutos, lo colamos y lo reservamos.
Picamos finitos los dientes de ajo y los doramos en una cazuela con un chorrito de aceite, al igual que la cebolla y el pimiento, echando un poquito de sal. Cuando veamos que las verduras están pochadas, añadimos en tomate cortado en cuadraditos pequeños, previamente pelado, que no se os olvide, y dejamos que siga pochando todo junto.
Las almendras las freímos en una sartén con aceite, y cuando cojan un poco de color añadimos las rebanadas de pan. Una vez frito, majamos en mortero junto con el azafrán. Añadimos la mezcla del mortero a las verduras pochadas y revolvemos, echamos el caldo que habíamos guardado de cocer las cabezas y cáscaras de las gamas y dejamos hervir unos 10 minutos aproximadamente, para después desgrasar y eliminar esa espumita que aparezca en la cazuela. Echamos las almejas, las gambas y el rape troceado y solamente deberemos esperar unos 3 minutos a fuego suave para que nuestra sopa de pescado esté lista para llevarla a la mesa. En el caso de que las verduras no os queden demasiado picaditas podéis pasarlas por la batidora, o si a alguien de vuestros comensales no le gusta encontrarlas en el plato, que también puede suceder.
8 de marzo de 2011
©petitchef

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres